Cargando...

Páginas

lunes, 15 de agosto de 2011

La gestión por objetivos como metodología práctica

votar
John Humble, la gestion por objetivos
John Humble (n.1925). Fue el consultor británico de gestión que tomó el concepto de gestión por objetivos de Peter Druker y lo convirtió en un instrumento práctico para los directivos.


Humble, licenciado de Cambridge es un ex-director de la afamada consultoría Urwick Orr, cuto fundador Lyndall Urwick introdujo principios científicos de gestión en Gran Bretaña en la década de 1920. Humble ha estado en la vanguardia de la evolución de la gestión en el Reino Unido durante muchos años. En 1967 se incorporó  al Central Training Council del Departamento de Empleo para la gestión del National Economic Development Council. También ha dirigido equipos de consultoría de muchos sectores de la industria que van desde la ingeniería hasta la distribución minorista.


La teoría de la gestión por objetivos fue concebida por Peter Druker en la década de 1950 para definir las tareas que debía realizar el directivo visionario, el directivo capaz de salirse de su rol funcional y ver las metas de la empresa. Peter Druker identificó ocho áreas de la empresa adecuadas para los objetivos de rendimiento: la posición en el mercado, la innovación, la productividad, los recursos físicos y financieros, la rentabilidad, la actuación y la promoción del directivo, el rendimiento y la actitud del trabajador y la responsabilidad pública. Los directivos también necesitaban, según él, crear un sistema de medición para sus objetivos y una escala temporal realista para su consecución.


Todos los directivos, desde el presidente hasta el jefe de sección necesitan según Druker "unos objetivos claramente formulados". Estos objetivos deberían establecer lo que se espera que consiga la unidad de cada directivo, poniendo el acento en el trabajo en equipo: otras unidades cooperan para la consecución de los objetivos del directivo, mientras que su unidad a su vez ayuda a otras a lograr los suyos. 


Estos objetivos deben derivarse siempre de las metas de la empresa comercial y los directivos, tienen que ser capaces de medir su rendimiento por referencia a esas metas.


Druker definía la MBO como "una filosofía de la gestión" y John Humble fue el primero en introducirla en el Reino Unido y en desarrollar la filosofía transformándola en un metodología práctica. Pasó 3 meses en los Estados Unidos con una beca de la Fundación Ford estudiando la práctica más adecuada en las compañías americanas.


John Humble definió la MBO como " el intento de poner en claro las metas de la objetividad de la gestión de forma que la responsabilidad para la consecución de las mismas se distribuyese razonablemente por todo el equipo de gestión y a fin de controlar los niveles de rendimiento con respecto a los cuales puede medirse la eficacia de la gestión.


La idea de dividir los fines corporativos en una serie de objetivos personales por todo el equipo directivo parece simple, pero corre el riesgo de que los objetivos sean demasiado ambiciosos o demasiado modestos como para funcionar. Muchas empresas sufrieron a continuación de una fe demasiado rígida en la planificación y en la predicción y cayeron en la tentación de poner sus objetivos demasiado altos sin "legislar para el fracaso" en palabras de un ejecutivo del grupo Beecham. El peligro opuesto, de poner los objetivos muy bajos, parecía olvidado en la elegante estructura circular de John Humble, que pasaba de la planificación estratégica a la planificación táctica, a la planificación por unidades, a los resultados individuales de los gestores y nuevamente a la revisión, control y planificación estratégica.


John Humble trató de alentar a los directivos de toda la organización a desempeñar " un papel creativo" en el establecimiento de los niveles de rendimiento que se esperarían de ellos, una especie de mecanismo de autoevaluación continua teniendo en cuenta el bien de la empresa, y que al mismo tiempo aumentase la satisfacción personal.


MBO en su forma original cuenta en la actualidad con pocos seguidores, aunque la mayor parte de los empresarios de éxito han adoptado algunos elementos y la planificación estratégica, en particular, tiene un papel cada vez más reconocido en las empresas británicas.


John Humble modificó más tarde el enfoque de su obra para estudiar el impacto y la integración de la tecnología  de la información sobre la estrategia empresarial, y en la década de 1970 se concentró en el papel a menudo controvertido de la corporación multinacional  y sus responsabilidades ante las comunidades en las cuales funciona, especialmente en el Tercer Mundo.


LIBRO CLAVE


Humble. J.W. (1971) Management By Objectives, Maidenhead: McGraw-Hill.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada